Planificar tu participación en una feria, paso a paso

Inicio / feria / Planificar tu participación en una feria, paso a paso

Hoy entramos en profundidad en el análisis de la importancia de asistir a una feria para una empresa y cuales son aquellas consideraciones que tienen que tener en cuenta los responsables para lograr que la feria sea un éxito.

Para una empresa, asistir a una feria con un stand, supone una gran inversión de dinero; contratación del espacio, servicios feriales, diseño, montaje, dietas, desplazamientos y horas del personal de la empresa que asistirá a la feria, etc. Porque obviamente se espera que esta inversión de un rendimiento.

Os damos los 3 pasos claves para prepararte bien para una feria:

El primer paso es el más importante y debemos analizar cuál es el objetivo principal que nos impulsa a participar en la feria, porque en base a este punto marcaremos las necesidades del segundo paso.

AUMENTO DE VENTAS – Si lo que se pretende es materializar ventas durante la celebración de la feria.

NUEVOS LEEDS – Si se quiere potenciar el aumento de la base de datos y trabajar para obtener futuros clientes.

VISIBILIDAD DE MARCA – Puede ser que institucionalmente o per necesidades de empresa el objetivo principal sea estar presente en la feria y relacionarse con sus clientes.

En segundo lugar, toca valorar la ubicación y los metros cuadrados que vamos a contratar en la feria. Tener una ubicación en el pasillo central y muchos metros cuadrados a veces solo está al alcance de grandes empresas, así que para todas aquellas que tienen que medir muy bien su inversión, deberán encontrar el equilibro entre los metros cuadrados necesarios y una buena ubicación.

Aquí ponemos énfasis en los metros necesarios, pues no servirá de nadar gastar mucho dinero en espacio si no lo usamos correctamente. Será importante definir en qué áreas vamos a distribuir los diferentes espacios dentro del stand para valorar esos metros útiles: almacén, recepción, zona de reuniones, zona de networking, zona de catering, etc. Si con 50m2 tenemos suficiente por qué contratar 80m2. El dinero que invertirías en estos 30m2 se puede usar para dar más visibilidad a tu stand a través del diseño o de acciones complementarias.

En cuanto a la ubicación siempre es mejor intentar encontrar zonas de paso: pasillos centrales, cafetería, baños, etc. Pero lo importante es que, aunque tu ubicación quizá no sea la mejor, no te limites a esperar que el cliente venga; da a conocer tu espacio con mailings previos a la feria, realiza algún sorteo para atraer flujo de gente, formaciones o demostraciones previo aviso antes de la feria… hay mil ideas para darte visibilidad. Haz que los clientes vengan a verte, no esperes a que ellos te encuentren.

Ahora que ya tienes la ubicación, los metros y las necesidades a cubrir en la feria llega el tercer paso: trabajar con la empresa de arquitectura efímera para que te realicen en espacio acorde a la funcionalidad, que sea armónico, resistente y con acabados de calidad.

¡Si sigues estas pautas el ÉXITO en la feria está asegurado y solo te quedará recibir a tus invitados!